Las 3 razones por las que hay que desactivar el Wi-Fi del celular al salir de casa

Tener el Wi-Fi activo cuando se sale del hogar es una mala costumbre. Cuáles son los serios problemas que puede generar.

El Wi-Fi es una tecnología que permite conectar dispositivos inalámbricos a Internet y facilita la vida de todos. No obstante, tenerlo activado en el teléfono celular cuando uno sale de casa puede tener ser el origen de graves inconvenientes, tanto para la seguridad como para el rendimiento del dispositivo.

A continuación, las tres principales razones por las que hay que desactivar el Wi-Fi cuando uno se va del hogar y, generalmente, activa la conexión mediante datos móviles (4G).

1. Seguridad de la información

Cuando el Wi-Fi está activo, el teléfono celular busca de manera constante redes disponibles para vincularse. Y, si hay alguna abierta sin contraseña, se conecta.

Esto puede suponer un importante riesgo de seguridad, porque algunas redes pueden ser falsas o maliciosas, creadas por gente que trata de robar datos personales o infectar el dispositivo con malware.

Por eso, es recomendable desactivar el Wi-Fi cuando se está fuera de casa y solo conectarse a redes de confianza y seguras, como las del hogar, el trabajo o lugares públicos con certificado de seguridad.

2. Duración de la batería

Otra razón para desactivar el Wi-Fi cuando se sale de casa es extender la autonomía de la batería del teléfono celular. Tener la conexión inalámbrica siempre disponible consume energía de una manera innecesaria, dado que el dispositivo está enviando y recibiendo señales de radio constantemente. Esto puede hacer que la batería del teléfono se agote más rápido.

3. Rendimiento del celular

Si el Wi-Fi está siempre activo y en búsqueda de redes, los microchips del smartphone trabajan de manera ardua. Como se dijo anteriormente, esto puede afectar a la duración de la batería, pero también implica menos potencia de procesamiento para otras tareas que el usuario quiera ejecutar.

Además, el Wi-Fi puede interferir con otras señales de radio, como las de la red móvil o el GPS, y afectar a la calidad de la conexión o la navegación. Por lo tanto, es conveniente desactivar el Wi-Fi cuando no se necesita o se está utilizando otro método de conexión.

Desactivar el Wi-Fi del celular, una buena costumbre

A fin de cuentas, desactivar la red inalámbrica Wi-Fi del teléfono celular cuando uno sale de casa puede tener varios beneficios, tanto para la

Esto no significa que haya que renunciar al Wi-Fi por completo, sino que hay que usarlo con precaución y solo cuando sea necesario. De esta forma, se podrá disfrutar de una mejor experiencia con el teléfono celular.

Fuente: cronista.com